I METAL HELL: Gordos

El pasado 12 de mayo tuvimos el placer de asistir al primer “Metal Hell”, organizado con mucho cariño e ilusión por Metal Community en la Sala Nana de Ciudad Real, la cual no se llenó a pesar de un cartel que, dentro del metal, era muy variopinto y de calidad, que incluía a Gordos (Alcázar de S. Juan), Grapeshot (Madrid), Eveth (Mallorca) y a los locales 13 Tanatorios (13 trl).
Señalar que durante todo el festival, Raul de Metal Community, estuvo velando por el bienestar del público para que se sintiera como en casa y repartió Cds y merchan de grupos varios entre todos los asistentes: un detallazo!!!!

Con más de una hora de retraso con respecto al horario previsto, salían al escenario de Nana la primera banda de la noche: Gordos. Los de Alcázar traían bajo el brazo su “Receta Mejorada”, horneado a fuego lento el año pasado y que tocaron íntegro.
Iván (guitarra y voz), Troll (guitarra), Gus (bajo) y Pande (batería) descargaron su rock calórico, enérgico y grasiento, que roza el funky metal y bordea con gusto el stoner.
Así, fueron cayendo los temas de su “Receta Mejorada” como el festivo “Big beautiful women” o el más stoner “Blame”, intercalando algún que otro tema nuevo, aún inéditos en estudio.
El público estuvo algo frío y, durante el show (a la postre el más largo junto al de Eveth), parecía que estaba echando sus cuentas sobre a qué hora iba a terminar el festival si después de una hora de retraso, el primer grupo ya lucía un set list de 14/15 canciones.
En lo estrictamente musical, el sonido fue más que aceptable; Gus y Pande forjaron una base perfectamente ensamblada, ideal para el lucimiento de las guitarras de Iván y Troll (sobre todo la de este último sonó de lujo mientras hacía continuo headbanging). Ambos guitarristas acabaron con el torso desnudo, típico de ellos haga frío o calor, aunque hoy no traían su sexy trikini tanga: según ellos mismos comentaron jocosamente “los estaban lavando porque ya les hacía falta pasar por la lavadora”.
Algunas de las canciones más celebradas fueron “12 foot ice cream monster”, con su riff funky que se hace más “gordo”(nunca mejor dicho) en el estribillo y su guiño al “Master of Puppets” de Metallica. También “Meat after death”, con claras influencias de los Red Hot Chili Peppers de los años´90 y con un cañero estribillo que repite el título del tema hasta la saciedad. “Babe is gone” resultó de las más animadas y marchosas con un buen solo guitarrero de Troll.
Para finalizar tocaron “Fuck´em all”, tambien muy funky y toque Red Hot Chili Peppers, con un final superacelerado y thrasher ideal para el moshpit… aunque hoy no era el día y no hubo movimiento entre el público.
Buenas canciones y buenísima actitud encima del escenario, pero el concierto se hizo un poco largo teniendo en cuenta lo que se nos venía encima inmediatamente después.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.