Entrevista a Evil Impulse: The Unbroken Ritual

Esta no es una entrevista al uso, ya que se salta algunos cánones establecidos: allí no había grabadora alguna; ni siquiera un bloc de notas. Está hecha con la naturalidad de unos amigos que, cerveza en mano, entablan una conversación en la que nos ponemos al día de nuestros avatares cotidianos, siempre con la música como tema prioritario.
Evil Impulse está grabando nuevo disco: “The Unbroken Ritual”, lo cual es excusa perfecta para echar un rato con ellos e indagar sobre la actualidad de la banda.
Cuando llego a Vinilo Estudios, a las afueras de Ciudad Real, Dani está grabando sus partes de bajo en presencia de Víctor (guitarra) y Toño (vocalista), mientras Gude (técnico de sonido) está concentrado en la mesa de mezclas. La verdad es que Dani es un tipo especial: ni mi llegada le despista y él sigue a lo suyo, ejecutando líneas de bajo que a otros les exigiría máxima concentración al tiempo que me saluda como si nada. El lecho sónico sobre el que está trabajando Dani es una amalgama de ritmos alucinantes ya grabados por Sergio a la batería.

Tengo el honor de, aparte de seguidor incondicional del grupo, ser amigo de estos tíos y, así, Toño y Víctor me reciben con una amplia sonrisa y un abrazo; y es que cuando no están encima de un escenario descargando mala hostia a base de violencia sonora, son personas supersimpáticas, amables y cordiales.

Antes de continuar decir que, por lo que he podido escuchar en preproducción, “The Unbroken Ritual” va a ser una andanada de riffs y melodías alucinante. Teniendo en cuenta que cada miembro del grupo bebe, musicalmente hablando, de distintos estilos (siempre dentro del metal) como son el thrash, el southern o el death metal, cabe preguntarse a qué va a sonar el nuevo disco: pues va a sonar, como no podía ser de otra forma, a EVIL IMPULSE; los que ya han escuchado tanto “Flames from the ground” como “Who´s gonna kill who?” sabrán lo que se nos viene encima. En palabras de Toño, va a ser un disco muy trabajado y “maduro” que constará de once trallazos (uno de ellos, por primera vez, en castellano) con muchísima caña, pero también con mucha melodía, mostrando la madurez y las tablas que ha adquirido la banda en estos dos últimos años. Y, por supuesto, habrá infinidad de riffs ideales para el headbanging (o “cabeceo” como diría el propio Toño).

Y es que un aspecto que ellos comentan como vital es el sonido de las guitarras donde, obviamente, Víctor y Álex van a tener mucho que ver. Ellos tienen claro lo que quieren (guitarras crudas y cortantes, completamente salvajes), y por ello que mejor que grabar el disco “en casa” (su anterior álbum ya lo hicieron en Vinilo Estudios) y sin influencias externas que puedan distorsionar lo que quieren (Álex Ferrón ya estuvo produciendo el “Who´s gonna kill who?” cuando aún no era miembro de la banda, y estará en la producción de este “The Unbroken Ritual” junto a Víctor siendo a la vez guitarra del grupo).

Mientras Dani sigue aporreando su bajo de cinco cuerdas con Gude a los mandos de la mesa de mezclas, le pregunto a Víctor sobre el significado del título del disco, sobre cuál es ese ritual que no se ha llegado a romper. En este punto charlamos de hermandad, de superar adversidades que la vida nos pone delante de la cara y de cómo hay que tirar para adelante, no dejando que se rompa la magia de lo que poseemos, por lo que hemos luchado… rápidamente comprendo el sentido del título del álbum.
Puesto que en sus dos anteriores trabajos han forjado algunos de los mejores temas de groove thrash metal que se han hecho en este país y, por lo que he escuchado del nuevo disco, lo están volviendo a conseguir, no es descabellado preguntarles si piensan que este “The Unbroken Ritual” puede ser el “pelotazo” que les lleve a un nuevo nivel de popularidad como ha pasado con algunos otros grupos (en la conversación salieron a colación grupos como Angelus Apátrida o Vita Imana). Toño y Víctor lo tienen claro: el verdadero pelotazo para ellos es hacer un “pepino” de disco que les satisfaga completamente a ellos; luego, lo que tenga que pasar, pasará; recalcando que ellos siempre saldrán a cualquier escenario a darlo todo, ya sea delante de 20 o 2.000 personas. Esa actitud es la que les hace tan grandes, y es que ellos son así: con los pies bien plantados en el suelo y sin pájaros en la cabeza.

También hablamos de la situación general de la escena metálica en España y cómo lo viven ellos desde dentro. Un mundillo en el que han conocido cantidad de gente majísima y también algún que otro personaje menos deseable. En los últimos años se han pateado el país de norte a sur (desde el Euskal Metal Fest donostiarra, al canario Winds of Rock) y participando en festivales tan importantes como el Resurrection Fest del año pasado, siempre sin abandonar sus principios ni hacerle la pelota a nadie (como ellos mismos comentan “sin lamerle el culo a nadie”), compartiendo escenario con muchísimas grandes bandas; encontrándose por el camino gente de trato exquisito y algunos que otros grupos de “si te he visto no me acuerdo”. En fin, los entresijos del underground de la escena metálica de este puto país.

Mientras en la insonorizada habitación contigua Dani seguía enfrascado en su bajo, la conversación con Toño y Víctor llega a su fin; charla distendida y enriquecedora donde las haya (como siempre que tengo la ocasión de hablar con estos tíos), en la que también afloraron anécdotas que hemos compartido en estos dos últimos años, por ejemplo, cuando tuvieron que tocar como cuarteto tras la salida de Zeus del seno de la banda en la Sala Recycle de Córdoba, echándose Víctor todo el trabajo de guitarra a la espalda y dando un bolazo de órdago en una noche extraña pero memorable; o cuando les obligaron a empezar a tocar en el Resurrection para que se cumplieran los horarios a rajatabla aunque todos los que habíamos ido a verles estábamos en la puerta del recinto sin que nos dejaran pasar dentro aún.

 

Sin más, dejo a Toño y Víctor que se reúnan con Gude y Dani para escuchar lo recién grabado y me emplazan a hacerles otra visita para cuando la grabación del disco esté más avanzada: por supuesto, les tomo la palabra para volver a disfrutar de su conversación, de nuevo sin grabadora, pero bien armado con una buena provisión de birras.
Deseando escuchar lo nuevo de Evil Impulse, hasta entonces tendremos dos inminentes oportunidades de ver cómo se las gastan en directo: el 8 de julio estarán en el PacoRock de Piedrabuena y el 22 de julio en Gilena (Sevilla) en el festival Acordes del Rock, junto a bandas como Dark Funeral, Crisix, Vita Imana, Doro o Saurom entre otros.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.