Delirio – Nuevo disco de Delirium Soul

Bien, bien, bien.
Cerveza en mano, paquete de tabaco en la mesa y cascos a todo volumen, me dispongo a escuchar de manera analítica el nuevo disco del grupo de Ciudad Real Delirium Soul, al cual han llamado Delirio.
Antes de comenzar el análisis aviso a navegantes que le tengo especial cariño a esta banda por diversos motivos del pasado. Aun así, mi análisis saldrá de mi “Corazón de Heavy Metal” (Viva Lujuria) y seré lo más objetivo posible.
En este disco, segundo en la carrera de la banda, se siguen moviendo dentro del Power Metal, aunque también es verdad que nos encontramos con temas variados de corte más Heavy clásico y otros más oscuros y rotundos.

Lo primero a tener en cuenta es la portada del disco a cargo de Chema Vicente, muy trabajada y con muchos detalles que, a mí, me traen viejos recuerdos de portadas tipo Iron Maiden, con La Parca como fiel compañera de los heavys y metaleros de mi época.
Comenzamos con la intro (insania), que cuenta con la colaboración de Antonio Roma al teclado; muy cuidada, simple, pero que nos introduce en el ambiente que el grupo ha querido crear: de cierta locura, insania o delirio… muy acertada.
El disco propiamente dicho arranca con el tema que le da nombre, “Delirio”, y desde el segundo uno nos enseña de que va a ir esto: doble bombo, riffs rápidos y voz desgarrada, sin perder la esencia del Power Metal que es a lo que estos tíos se dedican; posiblemente el mejor corte del disco, donde en el estribillo Javier (voz), juega con las voces, doblándose con gritos de locura que encajan a la perfección con el tema y la temática del disco. Si hay una canción que define el disco, es esta, buen inicio.

 

Continuamos con “Al acecho”, lo primero que pienso es en el uso pelín abusivo de los samplers… es algo personal, pero no me gustan mucho. A parte de eso, este tema me recuerda al mejor Silver de Muro, tema rápido y rotundo, donde Ramón (guitarra) nos enseña el pedazo de músico que es.
El siguiente corte es “Cruzado”, otro tema contundente con un buen doble bombo a cargo de Villena. Quizá no sea de los mejores temas del disco, algo acelerado en ocasiones, para mi gusto, pero eso sí, con un estribillo muy pegadizo.
Puro Metal”, arranca con otro poquito de sampler… al cual le sigue un grito muy Heavy que viene al pelo para introducirnos este tema. Un himno al Heavy, a lo que se siente en los conciertos, a lo que sentimos los que nos sentimos diferentes… Muy buen estribillo. “Hecho de fuego y metal, quiero volver a gritar”. ¡Grande!
Con “Princesa”, nos encontramos con la primera balada que incluyen en sus discos. Compuesta por Nono (guitarra) y dedicada a su hija, donde la voz de Montse García, que colabora en este tema, encaja perfectamente con la voz de Javier, que fuera de los gritos y los desgarres también transmite en limpio. Poco más hay que añadir a este tema, solo pararse a disfrutarla tranquilamente, simplemente preciosa.
En “Interludio” nos encontramos una instrumental donde la banda se luce. Impecables tanto Villena como Jose (bajo) llevando la base, al igual que Nono y sobretodo ese fuera de serie que es Ramón. Buen tema donde se demuestra la música que estos tíos llevan dentro.
El siguiente tema tiene tela, y por eso me detendré un poco más. Se llama “pacto” y es posiblemente el mejor corte del disco, en mi opinión, junto a “Delirio”. Esta canción está escrita por Víctor para Condena, desaparecido grupo de Ciudad Real, del que fue bajista y letrista (actualmente es guitarrista de los “Evil Impulse”). Temazo con mayúsculas, donde Toño (cantante de Condena y Evil Impulse) participa haciendo una dupla genial con Javier. Abandonan un poco el heavy/power para meterse en territorios más oscuros. Brutal en todos los sentidos. En serio, un tema para escuchar una y otra vez. Ponéroslo de tono de alarma, veréis como empezáis el día… jeje.

Después del anterior trallazo nos encontramos con “Ave Fenix”, un tema que viene muy de lejos, de la antigua banda de Villena y Javier, “Ronin”. Un tema MUY Heavy, recuerda a Tierra Santa y ese Heavy épico.
Buscando mi destino”, es el siguiente corte, un tema muy cuidado con una buena letra que puede llegar a recordar a los inicios de Avalanch. Quizá cueste un poco que te entre de primeras, pero hay que pararse a escucharlo. Merece mucho la pena.
Nos vamos acercando al final con “In Memoriam”, una instrumental al piano a cargo, de nuevo, de Antonio Roma, que es una delicia.
Terminamos el disco con una versión en inglés de “Delirio”, llamada “Delirium”. Ya sabéis, para el mercado internacional y esas cosas.
Para finalizar quiero destacar que el disco ha sido grabado, editado y mezclado por ellos mismos en los locales de ensayo “Nana”, con el mérito y trabajo que ello conlleva, y masterizado en “The Metal Factory Studios” a cargo de Alex Cappa.
Como conclusión simplemente decir que se trata de un buen disco de Heavy Metal, saltándome las etiquetas de los distintos subgéneros, de una banda novel que quiere darse a conocer en el panorama musical nacional. Muy recomendable.
“Arriba el Metal. Siempre Metal”.

Texto por Juan Luis Raya

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.