Leyendas del Rock: 10 de agosto / segunda parte

Se percibía en el ambiente que llegaba el momento cumbre de la jornada con las actuaciones de Epica, Blind Guardian y Arch Enemy, ya que si la organización ha estimado que casi 20.000 personas asistieron ese día al festival, prácticamente todas y cada una de ellas se hallaba en el recinto del Leyendas sobre las nueve de la noche. La imagen del Polideportivo de Villena desde la zona de la piscina (una imagen más global al estar en alto) era espectacular; llenazo que se repetiría al día siguiente con Megadeth y el sábado con Sabaton.

EPICA

(Por Rafa)

Con los prejuicios típicos de este estilo de bandas, el pasado 10 de agosto de 2017 a las 20:40 Epica saltaron al escenario Azucena del Leyendas del Rock a pegarle literalmente fuego. No entiendo el porqué del aparente rechazo inicial a este tipo de bandas, y más cuando la frontwoman es una chica guapa, pero este sexteto dejó a más de uno con la boca abierta, con los pelos revueltos y posiblemente algún moratón.

Epica no es una banda convencional y lo volvieron a demostrar frente a miles de fans y miles de leyenderos que esperaban la siguiente actuación de Blind Guardian guardando su metro cuadrado con mucha estima.

Al principio del concierto llamaron mucho la atención con efectos de fuego, pero sin perder el sonido ni el empaque de estos grandes holandeses. Una vez con varios miles de ojos centrados después de la intro de su nuevo álbum Simone salió resplandeciente dispuesta a convencer a todos los desconocedores de la banda, dejando a más de uno atónito con su dulce y potente voz. Toda la banda estuvo excelente, haciendo que su trabajo en estudio sea una realidad delante de nuestras mismas narices.

El concierto fue casi perfecto, salvo un pequeño incidente que hubo con la iluminación en general, que dejó a oscuras los dos escenarios durante unos pocos pero eternos minutos mientras tocaban su último tema -Consing To Oblivion. Eso sí, la profesionalidad de los músicos hizo que en ningún momento la música se viera afectada y terminaron su concierto por todo lo alto.

El Setlist fue muy correcto, tocando un total de 11 temas en el que había 4 de su -The Holographic Principle-, personalmente, echando de menos – A profound Understanding of Reality-. Un repaso de una hora y diez minutos a una carrera de 15 años que va en ascenso disco a disco y concierto a concierto.

Los días 20 y 24 de noviembre volverán a estar en nuestro país y seguramente nos destriparán el nuevo disco como es debido y harán que seamos mucho más fans de lo que somos.

Setlist:

  1. Eidola
  2. Edge of the Blade
  3. A Phantasmic Parade
  4.  Sensorium
  5. The Essence of Silence
  6. Ascension – Dream State Armageddom
  7. Dancing in a Hurricane
  8. Unchain Utopia
  9. Cry for the Moon
  10. Sancta Terra
  11. Beyond the Matrix
  12. Consing to Oblivion

 

BLIND GUARDIAN

Cuando Blind Guardian saltó al escenario “Jesús de la Rosa”, la alfombra humana se extendía hasta mucho más allá de la torre de sonido, ubicada ésta hacia la mitad del recinto.

Era la quinta vez que iba a presenciar un concierto de los germanos y, la verdad, mis expectativas al respecto no eran muy altas, ya que nunca me convencieron en directo, ya sea por carencias vocales de Hansi Kurch como por la época en que insistían en tocar en sus shows festivaleros de poco más de una hora la extensa (14 minutos) “And then there was silence” de su “A night at the Opera” (2002) dejándose en el tintero varios temas en teoría infaltables en cualquier concierto de Blind Guardian que se precie.

He de decir que tuve que tragarme mis palabras y mis prejuicios y asistimos a un conciertazo de los legendarios alemanes.

Recién editado un triple CD en directo llamado “Live beyond the Spheres”, la visita de Blind Guardian estaba englobada dentro de una gira en la que están tocando íntegramente su “Imaginations from the other side” de 1995, uno de los discos de la banda más queridos por sus seguidores. Así, la expectación entre el numeroso público era alta.

Comenzaron con el tema que abre su último disco de estudio del 2015 “Beyond the red mirror”: “The ninth wave”; para posteriormente enlazar con el subidón, aunque esperado y predecible, que siempre supone “Wecome to dying”, única alusión a su “Tales from the twilight world” (1990).

El show se desarrollaba inmerso en una correcta puesta en escena, bonitos juegos de luces y un gran sonido que hacía que los interminables riffs y punteos de André Olbrich y Marcus Siepen llegaran nítidos a nuestros oídos. Hansi Kurch demostró estar en un muy buen estado vocal, pero siempre me ha parecido un frontman algo soso, no sabiendo imprimir esa dosis de adrenalina que haría ganar muchos enteros a las canciones en los directos de los Guardian. Esa falta de energía se hacía más patente en los temas más decelerados como por ejemplo “Nightfall”.

Llegaba el momento de desgranar su “Imaginations from the other side”, pero en vez de eso, se arrancaron con “Prophecies” de su “Beyond the red mirror”, descolocando a más de uno; y cuando se metieron de lleno en el mencionado Lp de 1995, lo hicieron comenzando (por así decirlo) con la cara B del mismo, saltándose las cuatro primeras canciones del disco y tocando de forma consecutiva las cinco últimas, culminando su repaso al “Imaginations…” con la canción que abre el álbum y que le da título. Momentazo!!!

En honor a la verdad, a estas alturas del show, el concierto de Blind Guardian ya se había convertido en uno de los mejores del día, y faltaba la traca final: la preciosa “The bard´s song-In the forest” cantada por miles de gargantas, “Mirror,Mirror” que sonó increíble, y el broche de oro con “Valhalla” que dejó definitivamente el listón muy alto para el resto de grupos de la jornada del jueves. Si en vez de “Prophecies” hubieran tocado (por ejemplo) “Majesty”, ya habría sido de órdago.

En definitiva, gran concierto de Blind Guardian en el Leyendas 2017.

SET LIST

– The ninth wave

– Welcome to dying

– Nightfall

– Prophecies

– Mordred´s song

– Born in a mourning hall

– Bright Eyes

– Another holy war

– And the story ends

– Imaginations from the other side

– Bard´s song – In the forest

– Mirror, Mirror

– Valhalla.

 

Coincidían en horario de actuación Arch Enemy en el escenario “Azucena” y Masterplan en el “Mark Reale”. A pesar de seguir a los primeros desde la época de Johan Liiva como cantante de los suecos (considero el “Burning Bridges” una obra maestra del death metal melódico) me decanté por Masterplan. El hecho de haber visto ya a Arch Enemy tanto con Angela Gossow como con Alissa White-Gluz pero no haber estado nunca en un concierto de Masterplan con Rick Altzi a la voz hizo que me dirigiese hasta la carpa en la que tocaban los teutones.

Lo primero que llama la atención cuando has estado en los escenarios principales y llegas al “Mark Reale” es el contraste en la calidad de sonido entre los unos y el otro y, salvo excepciones hacia los dos extremos (Mike Tramp sonó de lujo pero Tako de pena), el sonido en este escenario “pequeño” fue en general solo aceptable tirando a bueno sin más. Este sería un aspecto a mejorar por la organización para futuras ediciones si piensan incluir en la carpa grupazos de la talla de Masterplan, Firewind, Diamond Head, Moonsorrow, Omnium Gatherum o Aborted entre muchos otros.

MASTERPLAN

La carpa presentaba un aspecto envidiable, prácticamente llena y la grada abarrotada, y Masterplan no se lo pensó dos veces: salieron a por todas iniciando el show con su tema más emblemático: “Enlighten me” de su homónimo disco debut de 2003. A pesar de haber pasado 14 años y tener otros cuatro discos de estudio, los conciertos de los del ex-Helloween Roland Grapow se siguen basando en este álbum, obra maestra del metal melódico; y así, continuaron con “Spirit never dies”, canción que abre dicho disco.

Se les veía contentos y agradecidos a los germanos viendo la respuesta de la gente a su llamada a pesar de coincidir su bolo con una bandaza como Arch Enemy en el escenario principal; y ellos se encargaron de correspondernos llevándonos en volandas con temazos como “Soulburn”, “Crystal Night” o “Heroes” hacia un apoteósico final con “Crawling from hell” alargada para la presentación y lucimiento de todos los componentes del grupo.

Tan solo en una ocasión recurrieron a la época Helloween de Roland Grapow con “The Chance” y los discos “intermedios” de Masterplan no tuvieron representación alguna, tocando sólo temas del primer y último disco, pero esto no importó en absoluto ya que fue un señor concierto; con un Rick Altzi impresionante (casi haciendo olvidar a Jorn Lande) y un simpático Roland que, sin aspavientos ni florituras, siempre demuestra lo buen guitarrista que es. Mención aparte para el ex-Stratovarius / ex-Evergrey Jari Kinulainen que dio toda una clase magistral al bajo.

Sé de buena tinta que el concierto de Arch Enemy fue la caña pero no me arrepiento de haber disfrutado de Masterplan en este Leyendas 2017.

SET LIST

– Enlighten me

– Spirit never dies

– Keep your dream alive

– Kind hearted light

– Soulburn

– Crystal Night

– The Chance

– Heroes

– Crawling from hell.

RAVEN

Tras el concierto de Masterplan, la carpa del escenario “Reale” se vació. Ante tal estampida de gente hacia los escenarios principales, la oportunidad de ver “en familia” a una leyenda viva de la “New Wave Of British Heavy Metal” (NWOBHM), en activo desde los años ´70, no podía dejarla escapar.

Un pequeño cartel con el nombre del grupo detrás de una nada espectacular batería, dejaba el escenario diáfano y expedito para las correrías de los hermanos Gallagher; y de hecho ellos dos solos lo llenaron de sobra con sus movimientos y simpatía, metiéndose al público en el bolsillo desde el minuto uno; y es que Raven se marcaron un conciertazo para los aproximadamente 300 afortunados que nos quedamos en el escenario “Mark Reale”.

Con John Gallagher al bajo y conservando unos increíbles agudos en su incendiaria voz y su hermano Mark sin parar un solo momento de corretear por el escenario con su guitarra  convertido en una amalgama de sudor e hiperactividad, asistimos a uno de los shows más divertidos y sinceros de todo el festival.

Además de sus temas clásicos de los ´80 nos regalaron dos canciones de su último disco “ExtermiNation” del 2015, uno de los mejores de toda su carrera y el más cañero y speedico de toda su discografía, y así, “Destroy all monsters” y “Tank Treads” nos supieron a gloria; intercalados con sus míticos “Hell Patrol”, “Rock until you drop” o “Faster than the speed of light”.

Raven fue ejemplo de lo que es dejarse la piel en encima de un escenario con un show que olía a sudor y cerveza, que emanaba satisfacción por el trabajo bien hecho, y el público se encargó de corresponderles dejándose la garganta en cada estribillo. Así hasta llegar al memorable final con la versión del “Born to be wild” de Steppenwolf.

Si buscas un concierto del que salir pletórico, sudoroso y con una sonrisa de oreja a oreja, recomendados a ojos cerrados: RAVEN!!!.

SET LIST

– Destroy all monsters

– Hell Patrol

– All for one

– Hung, drawn & quartered

– Rock until you drop

– Tank Treads

– Faster than the speed of light

– On and on

– Break the chain

– Born to be wild.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.