DIMEBAG DARRELL LANCE ABBOTT (20/08/1966 – 08/12/2004)

Dimebag Darrell performs during the 1997 OzzFest in San Bernardino, California. Credit: Vaughn Youtz

Año tras año, el 8 de diciembre es una fecha ligada al fanatismo en la música y la tragedia por los asesinatos de músicos tan influyentes como John Lennon (1980) o Dimebag Darrell (2004). El objetivo de este dossier es hacer un homenaje y rendir merecida pleitesía al segundo de ellos.

Darrell Lance Abbott nació en 1966 en Arlington, Texas (distinto del Arlington de Virginia donde hay un célebre cementerio militar con miles de tumbas de soldados americanos caídos en combate desde los tiempos de la Guerra de la Independencia a nuestros días).

Nació dentro de una familia muy relacionada con la música, ya que su padre, Jerry Abbott fue un renombrado músico y productor de country, y su hermano mayor tocaba la batería desde muy pequeño. Dicho hermano, Vinnie Paul, estuvo a su lado desde el comienzo de su carrera hasta la misma noche de su muerte compartiendo escenario.

Muy orgulloso de su lugar de origen, nunca abandonó Texas y esto le aportó un marcado carácter sureño que también se veía reflejado en sus gustos musicales: Lynyrd Skynyrd, ZZ Top, David Allen Coe (con quien fundó el proyecto de southern metal Rebel Meets Rebel); no dejándose nunca influenciar por el glamour que llegaba de Los Angeles (Motley Crue, Ratt, etc), el desfase de Seattle con el grunge o la sofisticación de la zona de N.Y.C.

Amante de las guitarras Dean (aunque al final de su vida estuvo muy ligado a Washburn) comenzó en los años setenta a presentarse por todo Texas a concursos de guitarristas, hasta que en muchos le prohibieron la entrada porque siempre ganaba y espantaba a posibles concursantes que desechaban la idea de apuntarse en cuanto le veían a él.

Con 15 años monta un grupo de metal junto a su hermano Vinnie, Tommy Bradford al bajo y Terrence Lee a la voz. Tras varios nombres provisionales (Eternity, Gemini) pasaron a llamarse Pantera ya con Rex Brown al bajo. Practicaban un metal contundente pero muy melódico que se vio reflejado en su primer disco “Metal Magic” (1983) que les sirvió para telonear a grupos como Dokken o Quiet Riot.

Tras este primigenio debut discográfico llegarían otros dos discos en la misma onda: “Projects in the jungle”(1984) y “I am the night” (1985). Dimebag Darrell era conocido ya como un jovencísimo as de la guitarra que aunaba las cualidades de sus tres guitarristas favoritos : el virtuosismo de Eddie Van Halen, el carisma de Ace Frehley (Kiss) y el dominio shred del malogrado Randy Rhoads; pero sus inquietudes musicales iban más allá: descubrió el thrash con obras maestras del género que se editaron en torno a 1985-1986 (“Master of Puppets” de Metallica o “Reign in blood” de Slayer serían buenas muestras de ello) y el rumbo de Pantera cambió, también en gran medida con la entrada de un chico de New Orleans llamado Philip Anselmo, sustituyendo a las voces a Terrence Lee, con un increíble registro vocal que iba desde los agudos típicos de los cantantes de heavy metal tradicional tipo Rob Halford (Judas Priest) a los más desgarrados y abruptos guturales. Esta nueva formación graba en 1988 el álbum “Power Metal” que supuso un progresivo abandono de los pelos cardados y las mallas ajustadas en lo estético y el abrazar un nuevo nivel de contundencia en lo musical.

Pero no fue hasta 1990 cuando Dimebag Darrell y sus huestes explotaron fundando un nuevo estilo con su disco “Cowboys from hell” : el groove thrash metal; y encumbró al guitarrista al Olimpo de los shredder a base de alucinantes riffs con complejos desarrollos y solos de guitarra de otra galaxia.

Hacían su primera incursión en vivo en Europa (y en nuestro país) teloneando a Judas Priest y Annihilator; gira mundial que les dio a conocer fuera de EE.UU. El éxito masivo ya no les abandonaría tras grabar una obra maestra como “Vulgar display of power” (1992) y el gran “Far beyond driven” (1994) con el que llegaron al número uno en USA y estuvieron nominados para varios premios Grammy.

Para cuando Pantera grabó “The Great Southern Trendkill” (1996) el ambiente en el seno de la banda estaba ya bastante enrarecido, con Phil Anselmo abusando de la heroína para aliviar el dolor crónico de espalda que sufría e inmerso en otros proyectos paralelos como Down y Superjoint Ritual; grabando sus partes del disco de Pantera en otro estudio( el estudio que el líder de Nine Inch Nails, Trent Reznor tiene en New Orleans) sin estar en contacto con sus compañeros, los cuales grabaron en Texas.

A pesar de ello,aún llegaron a grabar otro buen disco en el año 2000 (“Reinventing the steel”) con el que salieron (por última vez) de gira con un desarraigado Phil Anselmo, ya más pendiente de sus proyectos paralelos que de Pantera. Así, era inevitable que el grupo se separara; más que separarse se rompió, se desgajó en dos mitades: por un lado los hermanos Abbott fundaron Damageplan y por otro Rex Brown y Anselmo se centraron en Down.

Damageplan graba a principios del 2004 un muy buen debut llamado “New Found Power” que entró en todas las listas de éxitos y con el que giraron por todo mundo (Japón,Europa, Australia.etc) para volver a USA para una serie de conciertos “sold out” a finales de año.

La noche del 8 de diciembre de ese 2004, Damageplan salió al escenario del Alrosa Villa de Columbus (Ohio) y, apenas iniciado el concierto, un acérrimo fan de Pantera de 25 años llamado Nathan Gale, ex marine y jugador semiprofesional de rugby; con antecedentes penales y diagnosticado de varios trastornos psiquiátricos, descargó su Beretta en el cuerpo de Dimebag, alcanzando los disparos también a un agente de seguridad de la sala y matando asimismo a un asistente al concierto. Finalmente un policía consiguió abatir al fanático enfermo mental que culpaba a Dimebag de la disolución de Pantera. Este hecho nos privó de poder seguir disfrutando de uno de los guitarristas más originales e influyentes del metal de los últimos 30 años.

“No sé exactamente lo que escribir sobre la muerte de Dimebag.Es chocante y terrible y aún no consigo creer que sea cierto. Durante los años noventa White Zombie y Pantera fueron compañeros constantes de carretera y tuve el placer de ver a Darrell tocando con Pantera al menos en cien ocasiones.Era el guitarrista más dinámico del planeta. Uno entre mil, una leyenda. Fuera del escenario era un tipo muy amable y coloquial,con un gran sentido del humor. La mitad del tiempo ni entendía lo que me decía; hablaba su propio idioma: el Dimespeak”  (ROB ZOMBIE, 9 de Diciembre del 2004)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.