Concierto Burning Witches: Sala Nana Ciudad Real (6/01/2018)

Se iniciaba la programación de conciertos del año 2018 el Día de Reyes en la sala Nana de Ciudad Real con un llenazo espectacular de público para presenciar la descarga de las suizas Burning Witches en esta fría noche de enero.

Nada más entrar en la sala llamaba la atención la zona del escenario, engalanada con un gigantesco telón con el logo del grupo y dos telones laterales que completaban un bonito y efectivo decorado.

Las de Brugg (en el norte de Suiza, muy cercano a Alemania) venían presentando su único disco de estudio homónimo; una colección de temas de heavy clásico que ,por momentos, recuerdan a grupos como Judas Priest, Accept, Saxon y ,sobre todo, a Warlock.

Vestidas de elegante y ceñido cuero fueron apareciendo en escena Lala Frischnecht que se situó tras la batería, Jeanine Grob al bajo, Seraina Telli al micro y la guitarrista Romana Kallkuhl que hoy contaría con la inestimable ayuda a las seis cuerdas de la jovencísima (21 años) holandesa Simone Van Straten de las “Sisters of Suffocation” sustituyendo a Alea Wyss que se quedó en Suiza por enfermedad.

Con la sala tan abarrotada que era complicado moverse por ella para ir a la barra o al baño comenzó el show con el tema “Metal Demons”, uno de los más cañeros del disco e ideal para dar el pistoletazo de salida con su riff desenfrenado y ese grito agudísimo inicial que hace de interruptor que enciende y dispara la adrenalina de todo el que lo escucha.

“We eat your children” tiene una cadencia que incita al headbanging, y así lo entendió el numeroso público acompañando al cabeceo que le llegaba desde el escenario con Seraina cantando y moviéndose con una sensualidad muy natural, nada forzada.

Continuarían con “Bloody Rose”, canción que gana enteros en directo con respecto al disco gracias a su potente base rítmica, que por cierto sonó de lujo durante todo el bolo (especialmente bien ecualizada la batería de la pequeña pero contundente en la pegada Lala) y a numerosos detalles guturales de Seraina muy acertados. Dicha vocalista nos invitó, a modo de presentación del siguiente tema, a pelear juntos (“together we´ll fight”) y tras la invitación, que aceptamos encantados, cayó “Creatures of the night”, con su acelerado inicio que transforman Romana y Simone en un contundente riff de guitarra, haciendo que el público les acompañe puños en alto.

“The Deathlist” resultó de los temas más speedicos y enérgicos del show, si bien se hace más melódico en su logrado estribillo. Aquí vimos sufrir a Seraina en los exigentes agudos de la canción.

Tras un momento de relajación con la bonita balada/medio tiempo “Save me”, llegó la parte final del espectáculo en la que Burning Witches encadenaron sus temas más emblemáticos y conocidos del álbum como “Black Widow”, que abre el disco, muy coreada por el público, con una gran labor de Lala y Jeanine en la parte rítmica y con Romana y Simone alternándose con gusto en los efectivos aunque nada virtuosos solos; y la final “Burning Witches” que da nombre al disco y al propio grupo con reminiscencias (como no podía ser de otro modo con ese título) a los queridos y añorados Warlock.

Justo antes nos habían deleitado con una acertada versión del “Holy Diver” fenomenalmente cantada por Seraina pero no respetando el característico solo de guitarra de Vivian Campbell. Por supuesto, en esta canción, acabamos todos haciendo el famosos gesto heavy de “cuernos en alto” en honor a Ronnie James Dio.

Nadie se movía ni un ápice ya que todavía esperábamos que tocasen como mínimo otra versión, incluida en su disco debut como bonus track: “Jawbreaker”de Judas Priest, pero tras una breve reunión en el escenario, las miembros de la banda suiza consensuaron que volverían a tocar a modo de bis “We eat your children” para finiquitar el bolo, dejándonos con ganas de más tras menos de una hora de concierto.

Burning Witches tienen muy buenos temas de metal clásico, sin florituras ni alardes técnicos; una gran frontwoman y buenísima actitud tanto durante el show encima del escenario como posteriormente haciéndose fotos con toda la gente derrochando simpatía a raudales… pero el concierto fue demasiado corto; no es que se nos hiciera corto, es que lo fue. Si bien es cierto que tocaron su disco íntegro excepto “Dark Companion”, quizá deberían haber intercalado alguna que otra versión más para aumentar el minutaje del show hasta superar la hora de duración. También es verdad que puede ser que no le haya dado tiempo a aprenderse más temas a Simone, que tan solo lleva días en la banda.

Lo que sí está claro es que siempre merece la pena pasarse por Nana ( o por cualquier sala que organice conciertos) para disfrutar de música en directo de calidad; pero lo dicho: SIEMPRE merece la pena, no solo cuando viene algún grupo extranjero, ya que muchos asiduos a la sala nos mirábamos preguntándonos qué es lo que regalaban allí al ser Día de Reyes.

SET LIST BURNING WITCHES

  • Metal Demons
  • We eat your children
  • Bloody Rose
  • Creatures of the night
  • The Deathlist
  • Save me
  • Black Widow
  • Creator of Hell
  • Holy Diver (Dio cover)
  • Burning Witches

——————————-

  • We eat your children.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.