Conociendo a: Porretas

ORÍGENES: La historia de este grupo de punk rock tan querido por todos los amantes del género está íntimamente ligada al barrio que les vio nacer. A mediados de los ´80 se juntan cuatro amigos del distrito madrileño de Hortaleza, situado en el nordeste de Madrid, eminentemente obrero y lastrado por altas tasas de paro. Estos cuatro amigos (Rober, guitarra y voz / Pajarillo, bajo y voz / Bode, guitarra y coros / Luis, batería) quedan todos los día en el bar que regentan los padres de Bode para ahogar penas y deciden montar una banda de rock con la que dar rienda suelta a su desencanto en letras a veces banales, pero otras tantas veces mordaces y de gran carga reivindicativa; todo ello encuadrado en un contexto musical que ellos mismos denominan ” rocanrol por la cara”, sencillo, directo y honesto. Deciden llamarse Porretas en honor a “la saga de los Porretas”, serial radiofónico de la Cadena Ser que se emitía desde 1976 y que se prolongó hasta 1988; aunque mucha gente sigue opinando que el nombre hace referencia a los hábitos de consumo de delta 9 tetrahidrocannabinol que atesoran estos rockeros madrileños (lo que viene siendo fumar canutos, vamos).

PRIMEROS DISCOS: Su debut discográfico fue “Que se vayan a hacer puñetas” (1991) al que en unos meses le siguió “Si nos dejais” (1992). A pesar de no tener (en principio) buenas ventas y, concretamente el primero de ellos, una pobre producción, sí que les sirvió para cerrar numerosos bolos en los que gracias al boca a boca de los asistentes a ellos, se fueron labrando una legión de seguidores que pronto vieron en Porretas a ese “amigo entrañable” y “compañero de fatigas de bar” en el que se podía confiar. Esta creciente fama les sirvió para firmar un contrato con la multinacional RCA para grabar sus próximos discos.

1993/1995, AÑOS DE MULTINACIONAL: Porretas dan el salto y con RCA se embarcan en la grabación de un tercer disco que mantiene completamente intactas las señas de identidad de los de Hortaleza y que además suena mejor que los dos anteriores gracias a una buena producción. “Última Generación” (1993) fue grabado en los estudios Quarzo de Madrid producido por José Luis Jiménez (ex-Topo, ex-Asfalto).

A pesar de que la compañía no les promocionó como merecían, aún graban otro Lp para RCA en 1995: “No tenemos solución”, grabado en los Sonoland de Madrid y producido por un gran amigo de ellos y el referente rockero nacional por antonomasia: Rosendo Mercado (que además canta y mete un solo de guitarra en la jocosa “El abuelo fue picaor”).

A pesar de la poca promoción por parte de la compañía de discos, el Lp vende más de 10.000 copias. Porretas sigue subiendo y sigue siendo por el boca a boca, sin que nadie les regale nada.

1996/2011, CARRERA CONSOLIDADA: 1997 es un año muy especial para la banda y es que siendo ya un grupo de éxito y muy respetado se meten en Sonoland (Madrid) para grabar su disco más maduro hasta esa fecha y ya desligados de RCA, una maravilla rockera llamada “Baladas pa un sordo”, contando con el apoyo de numerosos colegas para la grabación del mismo (Rosendo, Julián de Siniestro Total, Fernando Madina de Reincidentes, Raimundo Amador, etc). Uno de los temas incluidos en él, “Marihuana”, trasciende la categoría de éxito para convertirse en todo un himno que se incorpora inmediatamente al “cancionero” rockero popular de este país.

En 1998 repiten la fórmula para “Rocanrol”, otro discazo que reivindica con orgullo el estilo musical de los de Hortaleza remarcando adrede en el título del mismo su carácter castizo y sencillo, hecho aquí para ser escuchado aquí; desmarcándose de esa tendencia anglosajona que primaba en muchos grupos españoles que se empeñaban en cantar en inglés (de ahí que el disco se llame “Rocanrol”, no “Rock´n´Roll”). 

Las ventas duplican y triplican las conseguidas en su etapa con la multinacional y Porretas marcha viento en popa. Era el momento adecuado para embarcarse en “Clásicos” (2000), un disco de versiones (con el inconfundible sello Porretas) de gente como Sabina, Burning, Leño, Obús, Los Suaves o Siniestro Total entre otros.

Con su disco “Hortaleza” (2002) se lanzan a la carretera con una ambiciosa y extensa gira nacional que culminó con la grabación de un directo en la sala madrileña Divino Aqualung el 1 de marzo del 2003; verdadera enciclopedia sonora de lo que es la historia de Porretas hasta esa fecha.

Posteriormente, tras años más anodinos en los que siguieron editando algún que otro buen álbum como “Once” (2008) y algún que otro recopilatorio, el seno de la banda sufre una sacudida en forma de tragedia que marcará para siempre su futuro.

22/7/2011, EL ROBER SE NOS VA: A principios del 2009, Rober comienza una batalla contra el cáncer que obliga a Porretas a buscarle sustituto. En abril de ese año el amigo de la banda Manolo Benítez (guitarrista de “Los Freedom”, ex- “Raimundo Amador”, ex- “Los Enemigos”) entra en la banda para así poder completar Porretas sus compromisos de gira de presentación de “Once”. Pajarillo y Bode asumen todas las tareas vocales.

En el año 2010 editan un disco con temas suyos interpretados en colaboración con otros grupos y solistas; así por ejemplo, “Si nos dejais” la canta Rosendo o “Antimilitar/Antisocial”  Boikot. Finaliza el disco con la homónima “Porretas” y “En el quinto pino” (único tema nuevo del disco). Rober se había acercado por el estudio, siendo este el último documento sonoro del fundador del grupo en un disco de Porretas, haciendo coros pero ya sin tocar la guitarra .

Finalmente, el 22 de julio del 2011, Roberto Mira Pérez nos deja definitivamente al perder la batalla contra un maldito cáncer de colon. Pajarillo, Bode, Luis y Manolo siguen adelante (como ellos mismos decían “si se entera el Rober que lo dejamos es capaz de bajar y darnos de hostias”) y le dedican en cada uno de los bolos de la gira el tema incluido en su disco “Hortaleza”, “Y aún arde Madrid”, con una de las letras más emotivas que compuso Rober en vida, modificando con respecto al original “La Elipa” por “Hortaleza” y “Risi” por “Rober”. 

ACTUALIDAD DE LA BANDA: Tras encadenar varios buenos discos ya sin Rober como “La vamos a liar” (2013) o “Al enemigo ni agua” (2015), los madrileños editaron el año pasado un arriesgado y sorprendente “Clásicos II” en el que las versiones incluidas en él poco tiene que ver muchas de ellas con el rock: “Resistiré” del Duo Dinámico, “Libre” de Nino Bravo o “Soy un truhán, soy un señor” de Julio Iglesias, eso sí, adecuadamente “porretizadas” para la ocasión.

Pocas cosas hay que se les pongan por delante. Saben lo que es empezar desde abajo y convertirse en referente nacional respetadísimo del punk rock; saben lo que es lidiar con la muerte y que ésta les aseste alguna que otra cornada letal, y es que Porretas es un grupo mítico y necesario, sin el cual la historia del rock patrio estaría sesgada e incompleta.

Así, por todo lo expuesto, será un verdadero lujo tenerlos en Puertollano el próximo sábado 5 de mayo dentro de lo que va a ser el IX Paella Rock junto a La Leñera, Boomker, Fallo Masivo y The Buyakers… y para el que escribe y suscribe, un inmenso honor pisar ese día el mismo escenario que ellos.

¡¡¡ Siempre Porretas!!!

1 Comment

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.