Pre Garage – día 9 (2ª parte)

Completamos el repaso a los grupos que conforman esta 2ª edición del Garage con los 3 cabezas de cartel de la segunda jornada del festival (sábado 9 de junio).

BLACK STAR RIDERS

BSR surge de las cenizas de la última formación de Thin Lizzy. Dicha formación, hacia el año 2011, incluía a los guitarristas Scott Gorham y Damon Johnson, el batería original de Thin Lizzy, Brian Downey, el teclista Warren Wharton, el bajista Marco Mendoza y el ex- The Almighty Ricky Warwick a la voz, emulando más que dignamente al añorado Phil Lynott, que era el cantante, bajista y alma de Thin Lizzy hasta su muerte a principios del año 1986.

Tras una extensa y extenuante gira mundial el batería Brian Downey decide retirarse por necesidad de descanso físico y mental, descanso que por sus años (61 años en ese momento) se nos antoja más que merecido y necesario. Warren Wharton sigue los pasos del batería y también decide abandonar el barco. Scott Gorham resuelve seguir adelante, pero no como Thin Lizzy si no ya bajo el nombre de Black Star Riders (BSR), con Jimmy DeGrasso (ex- Y&T, ex- Alice Cooper, ex- Megadeth , etc) sustituyendo a Brian tras la batería y sin teclista.

Así, en octubre del año 2012 Gorham anuncia que están grabando nuevo material pero no como Thin Lizzy. El resultado es el álbum debut de BSR “All hell breaks loose” (2013) con Gorham, Johnson, Mendoza, Warwick y DeGrasso manteniendo la esencia y el sonido tan característico de Thin Lizzy, pero modernizado y sabiendo plasmar toda la sapiencia musical y experiencia acumulada que atesoran los musicazos que componen la banda.

Temas como “Bound for glory”, “All hell breaks loose” o ” Hoodoo Voodoo” unido a la cristalina producción del respetado Kevin Shirley (Aerosmith, Journey, Deep Purple, etc) hacen de éste un disco espectacular y vibrante. BSR se volcó promocionándolo, confiando plenamente en él, como dejaron claro en el tour mundial del 2013 en el que el set list se basó en dicho trabajo discográfico, a lo que le sumaban algunos temas míticos de Thin Lizzy. El resultado eran memorables shows que les llevaron a triunfar en festivales tan prestigiosos como Sweden Rock, Download o en Milton Keynes.

Tras esta gira mundial que se alargó hasta el verano del 2014 se meten en el estudio de Nick Raskulinecz en Nashville (USA) para dar forma a la continuación de su aclamado debut. Para entonces Marco Mendoza ha dejado amigablemente el grupo para centrarse en otros proyectos (principalmente The Dead Daisies) y entra a sustituirle al bajo Robbie Crane (ex- Ratt, ex- Lynch Mob). El disco en cuestión se llamó “The Killer Instinct” (2015), idónea continuación de “All hell breaks loose”, notándose perfecta armonía compositiva y de calidad entre ambos discos (hasta las preciosas pero simples portadas siguen la misma línea estilística). Temazos de escucha obligada de este Lp serían: “Charlie, I gotta go”, “Killer Instinct” o “Bullet Blues”.

Dos años más tarde caería en nuestras manos “Heavy Fire” (2017), tercer disco de BSR que no hace si no afianzar la carrera del grupo y su progresiva ascensión, ya que fue galardonado con el premio a mejor disco inglés de rock del 2017. Tras varias fechas compartiendo gira con Gun y Backyard Babies se embarcan en un extenso y exitoso tour propio, ya con nuevo batería tras la salida del seno del grupo de Jimmy DeGrasso. El elegido es Chad Szeliga (ex- Black Label Society).

Tres discazos en cuatro años avalan la corta pero intensa trayectoria de estos señores que se han empeñado en mantener vivo el legado de los míticos Thin Lizzy. Auténticas leyendas del rock que visitarán el Garage Sound Festival de Rivas Vaciamadrid el sábado 9 de junio.

GUN

Banda de hard rock de Glasgow (Escocia) formada en 1987 por Giuliano Gizzi (guitarra) y Mark Rankin (voz) junto a Cami Morlotti (bajo), Alan Thornton (batería) y David Aitken (guitarra). Muy pronto, en 1988, Gun sufre un drástico cambio en su formación entrando Dante Gizzi al bajo, como nuevo batería Scott Shields y sustituyendo a Aitzen, Stephen Strafford. Esta formación es la que ficha por A&M Records y entra al estudio para dar forma a su debut, obra maestra del género, llamado “Taking on the world” (1989). Cada single que se lanzaba del álbum se convertía en éxito y así canciones como “Better Days”, “Shame on you”, “Inside Out” o la preciosa balada que daba título al álbum, ayudaron a situar a “Taking on the world” entre los discos más laureados del año en Reino Unido.

Tras un 1990 de locura sin parar de tocar (incluso por EE.UU) y llegando a telonear a los Rolling Stones, en 1991 graban su segundo disco llamado “Gallus”, cuyo single y tema que abre el mismo (“Steal your fire”) consiguió gran éxito.

Gun sufre varios cambios de formación en el puesto de batería y segundo guitarrista, pero esta inestabilidad no llega a desestabilizar a la banda: el núcleo duro de la misma (los Gizzi y Rankin) con Mark Kerr a la batería, graban en 1994 el que quizá sea su álbum más exitoso, “Swagger”, cuyo single “Word Up!”, versión rockera del tema funky de 1986 del grupo Cameo, sonó en todo el mundo y llevó al disco a unas ventas espectaculares. “Word Up!” entró de lleno en el top 10 de singles en Reino Unido y consiguió el premio a mejor versión de la MTV.

Pero, sorprendentemente, cuando más éxito estaban cosechando, los escoceses se desmarcaron en 1997 con un trabajo discográfico que descolocó a más de un fan. “0141 632 6326” supuso el abandono del “sonido Gun” que tanto éxito les había proporcionado con sus tres anteriores Lps y se zambulleron de lleno en sonoridades mucho más melódicas y, por momentos, más cercanas al pop que al rock, con gran presencia de teclados, abandonando los riffs contundentes de guitarra. La excesivamente limpia producción de Andrew Farriss (teclista de INXS) tampoco ayudó. Tras unas pobres ventas y nefastas críticas, este álbum supuso la ruptura del grupo en 1999 y, a la postre, el último disco de Gun con Mark Rankin a la voz.

En el año 2008 los Gizzi relanzan la carrera de Gun con Toby Jepson (ex – Little Angels) a la voz, girando con gran aceptación por parte de los fans más acérrimos de la banda por toda Europa durante el 2009 (llegaron a hacer varias fechas por España), pero a principios del 2010, Jepson decide dejar el grupo.

De nuevo los Gizzi toman las riendas del grupo y Dante (bajista) pasa a ser el nuevo cantante de Gun. Vemos que la historia de los escoceses es un ejemplo de superación de adversidades y cambios de formación, llegando a finales de los ´90 a “morir de éxito”. La historia reciente del combo está marcada por la tranquilidad y la normalidad; e incluso han seguido editando discos, buenos discos (“Break the silence” (2012), “Frantic” (2015) y “Favourite Pleasures” (2017)) pero sin la esencia y la magia de esos tres primeros Lps que situaron a Gun como líderes de la nueva hornada de bandas de hard rock a principios de los años ´90.

Así pues, ¿qué se puede esperar de ellos a día de hoy, en su próxima visita a España? Gun son conscientes de lo que la gente quiere escuchar y no suelen abandonar a sus clásicos sacándolos de los set list, por lo que podemos asegurar que será un gustazo disfrutar en directo de temazos como “Better Days”, “Steal your fire”, “Word Up!” o “Shame on you”, fijos de sus recientes descargas en vivo.

GLENN HUGHES

Nacido el 21 de agosto de 1952 en Cannock ( Inglaterra) es un prolífico y longevo artista, compositor, bajista y cantante sin el cual sería imposible entender la historia del rock como la conocemos hoy día. Muy influenciado por el primigenio rock´n´roll británico (The Beatles, The Rolling Stones), pero también por el sonido soul americano, el rock´n´blues y el sonido Motown; su primera incursión de éxito en el hard rock melódico fue a finales de los años ´60 con Trapeze y posteriormente sería mundialmente conocido al formar parte de las leyendas Deep Purple.

Glenn forma Trapeze con el guitarrista, amigo y paisano suyo, con el que ya había coincidido en Finders Keepers, Mel Galley y el batería (también procedente de Finders Keepers y posteriormente famoso por tocar varios años en Judas Priest) Dave Holland. Esta formación graba tres exitosos discos en tres años: “Trapeze” (1969), “Medusa” (1970) y “You are the music… we´re just the band” (1972); pero en 1973 el grupo se rompe ya que Glenn Hughes entra en los ya entonces superestrellas Deep Purple para sustituir a Roger Glover al bajo y acompañar en las labores vocales al recién llegado David Coverdale tras la salida de Ian Gillan de los Purple.

Los tres Lps grabados con Deep Purple en esa época son considerados verdaderas obras maestras y la impronta de Glenn tanto al bajo como a la voz contribuyen decisivamente a ello. Los tres discos en cuestión (y en los que se basará el show del señor Hughes en el Garage Sound Festival) son: “Burn” (1974), “Stormbringer” (1974) y “Come taste the band” (1975), este último ya sin Ritchie Blackmore y con Tommy Bolin a la guitarra.

Tras su paso por Deep Purple abandona el hard rock y comienza su idilio con el blues y el funky rock en su debut en solitario de 1977 “Play me out” (dicho idilio será una constante en toda su carrera en solitario) y se alía con el guitarrista Pat Thrall (Pat Travers Band) para editar en 1982 el álbum “Hughes/Thrall”, gran disco de rock clásico, hoy buscada pieza de coleccionista gracias a canciones míticas como “The look in your eye” o “I got your number”.

A lo largo de los años ´80 se hace habitual ver a Glenn colaborando con bandas de primer nivel dejando destellos de su calidad en Phenomena (la banda de su amigo Mel Galley), el “Run for Cover” de Gary Moore, el “Seventh Star” de Black Sabbath sustituyendo a petición de Tony Iommi a Ian Gillan, etc, etc. De hecho no sería la última vez que el genio de la guitarra Iommi y el excelso vocalista / bajista colaboraran: “The 1996 DEP Sessions” (2004) y “Fused” (2005) es lo más cañero que jamás haya grabado Glenn Hughes en su carrera.

En la década de los ´90 relanza su carrera en solitario ahondando en el hard rock, el blues y el funky; así discos como “Blues” (1992) o “From now on” (1994) nos muestran a un Glenn Hughes en todo su esplendor vocal, limpio de antiguas adicciones (principalmente alcohol y cocaína) y a un nivel compositivo sublime. Se embarca en una gran gira mundial que culminaría con la grabación de “Burning Japan live” (1995) que incluía también temas de Deep Purple interpretados por él en directo como “Burn”, “Stormbringer”, “Getting Tighter” o “Lady double dealer”. Es una época muy prolífica en la que alterna grabaciones más melódicas y funkys con hardrockeras e incluso explorando territorios jazzísticos, pero todas de gran calidad :”Feel” (1995), “Addiction” (1996), “The way it is” (1999) o “Return of Crystal Karma” (2000) serían buenos ejemplos de ello.

Con el nuevo siglo Glenn se involucra en un apasionante proyecto junto a Joe Lynn Turner (cantante de bandas tan renombradas como Rainbow o Yngwie Malmsteen entre otras) llamado HTP (Hughes Turner Project). La unión de estos dos increíbles talentos musicales da como resultado la edición de dos grandes discos en los que Glenn vuelve a abrazar el hard rock: “HTP” (2002) y “HTP2” (2003).

De nuevo dando prioridad a su carrera en solitario graba en el 2005 otra maravilla hard rock llamada “Soul Mover”(al tiempo que edita junto a Iommi “Fused”) y al año siguiente el más funky “Music for the divine” (2006). Como vemos, es un artista hiperactivo, con un volumen de trabajos editados tremendo y, además, cuenta con una extensa carrera como músico de estudio, apareciendo su nombre en los créditos de multitud de obras.

Con la edad no disminuye su ritmo de trabajo y ya siendo sexagenario ve la luz uno de sus últimos y más exitosos proyectos: Black Country Communion. Este supergrupo reune el talento de Glenn con el virtuosismo de Joe Bonamassa a la guitarra, junto al teclista Derek Sherinian (ex – Dream Theater) y Jason Bonham a la batería. “BCC” (2010), “BCC2” (2011) y “Afterglow” (2012) son tres discazos que consagran a estos veteranos músicos como una de las propuestas más interesantes del hard rock /blues de la actualidad. El año pasado sacaron su cuarto disco tras cinco años de espera desde su tercer álbum y, ”BCCIV” , demuestra que la maquinaria sigue perfectamente engrasada.

Siguiendo con su fama de hiperactivo ( lo que viene siendo un “culo de mal asiento”), Glenn Hughes vuelve a refrescar su carrera junto al joven guitarrista Andrew Watt y Jason Bonham en una aventura musical llamada California Breed, que edita en el año 2014 su debut discográfico homónimo centrado en el hard rock setentero y el blues, no desentonando con lo que venía haciendo con BCC; como no desentona su último disco en solitario del 2016 llamado “Resonate” que se inicia con un trío ganador (“Heavy”, “My town” y “Flow”) y que son solo un ejemplo del momento de forma que atraviesa “La Voz del Rock” a sus 66 años.

Podremos disfrutar de su nueva gira que bajo el nombre de “Glenn Hughes Performs Classic Deep Purple” rescata los míticos temas de la formación morada de la época Hughes /Coverdale. Será como cabeza de cartel de la segunda jornada del Garage Sound Festival. Todo un lujo tener aquí a uno de los mejores cantantes de la historia del rock (Stevie Wonder siempre decía que era su cantante blanco favorito) y , no lo olvidemos, también uno de los mejores bajistas de esta historia que él ha vivido casi desde sus inicios llamada ROCK.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.