GARAGE SOUND 2018: 2ª parte viernes 8 junio

 

BUCKCHERRY

Con la noche ya cerniéndose sobre Rivas Vaciamadrid saltaban a escena los cabezas de cartel de la jornada y la pregunta era obvia en las conversaciones… ¿Son Buckcherry una banda con la suficiente enjundia como para tener esa privilegiada posición en un festival que se precie de “grande”?. Para mí la respuesta es no.

La verdad es que dieron un concierto bastante entretenido, sin arriesgarse a la hora de confeccionar el set list tocando todos sus “grandes éxitos” y, asimismo, me parecieron muy acertadas las versiones de otros grupos que nos regalaron; pero Buckcherry a día de hoy es una banda de mercenarios (buenos músicos, eso sí) a las órdenes de un Josh Todd que vocalmente dejó mucho que desear. Su concepto de estilo de vida tampoco es que esté muy en boga a día de hoy: a vivir la vida nocturna, sexo desenfrenado (desde un punto de vista bastante machista) y drogas duras (ya en el primer hit de su carrera hace casi 20 años “Lit up” decían eso de “I love the cocaine”).

A pesar de lo dicho anteriormente, y ayudados por el buen sónido del que gozaron, dieron un buen concierto en el que el numeroso público (a estas alturas ya era evidente que este año la asistencia al evento era claramente mayor que la del año pasado) estuvo dispuesto a bailar y pasárselo bien desde el inicial “Ridin´”.

Un muy tapado y vestido, para lo que es habitual en él, Josh Todd recorría el escenario de un lado a otro “salvando” temas como “Broken Glass” o “Slamin´”; pero en su superéxito “Lit up” era incuestionable que el frontman iba muy justo de voz y lo estaba pasando francamente mal.

Menos mal que el bailable y discotequero himno de Icona Pop “Say fuck it” , perfectamente ejecutada por Buckcherry, puso a todo el mundo a botar y corear su estribillo. Para cuando finalizó el tema Josh Todd ya se había ido despojando de toda la ropa que ocultaba su tatuado torso, dejándonos constatar que vocalmente estaba mal pero físicamente se conserva fenomenal.

Tras una bajada de revoluciones con la lenta “Sorry”, que enfrió algo al público pero que a la garganta del fibroso Josh le vino de lujo, se lanzaron hacia un acelerado final de show con el tema que abría su “Confessions” del 2013, el gran “Gluttony”; y otro de sus mayores éxitos: “Crazy Bitch”, que Mr. Todd presentó al público español con un arriesgado hoy día por misógino “Puta loca”, que alargaron y culminaron maravillosamente con un homenaje al “Jungle Fever” de Stevie Wonder y el “Proud Mary” de la Credence Clearwater Revival.

 

Para cuando descargaron su “Out of line” de su gran álbum “15” (2006), ya en los bises, habían convencido a los más escépticos del lugar de haber presenciado un buen concierto que tuvo su broche de oro, en una sabia decisión, con el “Roadhouse Blues” de The Doors.

Hasta aquí dio de sí el show de los austeros (no llevaban ni telón propio de fondo) cabezas de cartel de la primera jornada de este Garage Sound 2018. No venían presentando disco (nos presentaron, eso sí, un nuevo tema llamado “The Vacuum” a incluir en un futuro disco pero su último trabajo discográfico fue el “Rock´n´Roll de hace 3 años) y el señor Josh Todd evidenció preocupantes carencias vocales; pero aun así, un concierto de Buckcherry (si estás dispuesto a ello, claro) es una experiencia sleazy muy disfrutable.

SET LIST BUCKCHERRY

– Ridin´

– Broken Glass

– Slamin´

– Rose

– Lit up

– Say fuck it  (Icona Pop cover)

– Tired of you

– Rescue me

– Too drunk

– Sorry

– The Vacuum

– Gluttony

– Crazy Bitch

– Out of line

– Roadhouse Blues (The Doors cover)

DANKO JONES

Un telón con la portada del último disco de los canadienses (“Wild Cat”, 2017) se adueñó del magnánimo escenario de este Garage Sound 2018. Aprecias las dimensiones de dicho escenario cuando sale un grupo a él y sólo son tres los componentes del mismo… parece que sobra stage por todos lados; eso sí, ya se encargaron ellos de llenarlo de sonidaco y actitud rockera 100% convincente. Y es que lo de Danko Jones fue apabullante en todos los aspectos antes mencionados (sonido, presencia, autenticidad, actitud…), siendo, a mi modo de ver, el verdadero cabeza de cartel del día.

El moreno Danko guitarra en ristre junto a su fiel escudero John Calabrese al bajo y el contundente Rich Knox sentado tras la batería formaron un muro sónico alucinante desde la inicial “I gotta rock” a la final “My little R´n´R” (curiosamente los dos primeros cortes de su último álbum fueron el inicio y el final del bolo). Solo con el título de estas dos canciones queda clara la propuesta musical que llevan por bandera: ROCK, enérgico y sincero rock; y muy convincente: se ve que creen en lo que hacen y a base de profesionalidad en escena y guitarrazos te convencen inmediatamente a unirte a su causa.

Destacar algún tema concreto en un concierto de Danko Jones es tarea difícil porque todos ellos son interpretados como si fuera el último y les fuera la vida en ello, transmitiendo una confianza en cada una de las canciones como si fuera justo esa la mejor de toda su discografía; de hecho modifica constantemente los set lists y un tema que un día tiene un protagonismo evidente, al día siguiente ni lo toca en directo. Así, todas las canciones eran bien recibidas por el respetable y a base de temazos que rondan los escasos 3 minutos de duración como “First Date” o “Gonna be a fight tonight” el show no es que pasó rápido, es que voló. Cuando nos quisimos dar cuenta Danko se estaba despidiendo y los que pensábamos que volvería a escena para regalarnos algún tema más a modo de bis (“Do you wanna rock” o “Legs”, por ejemplo, habrían sido un puntazo para finalizar el show) nos quedamos con una sensación algo agridulce.

De todas formas, quizá el mejor concierto de la jornada con el mejor sonido del día. Dan Cojones (él mismo nos recordó en varias ocasiones la broma: sabe que en el resto del mundo es Danko Jones, pero en España es Dan Cojones) se metió al público en el bolsillo desde el mismo momento en que pisó el escenario de Rivas a base de buen rollo, buena actitud y buenísimo rock. Lástima de ese bis que se quedó en el limbo y que habría puesto la guinda a un pastel realmente delicioso, como él mismo se cataloga en su “Sugar Chocolate”: call me delicious!!!

DANKO JONES SET LIST

– I gotta rock

– Sugar chocolate

– The twisting knife

– First Date

– You are my woman

– The mango kid

-Gonna be a fight tonight

– Full of regret

– I think bad thoughts

– Had enough

– Wild Cat

– Lover Call

– We´re crazy

– My little R´n´R”

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.