Stacie Collins: Sala Nana 07/10/18

7 de octubre, 21:00, en la sala Nana se respiraba un ambiente especial, mucha gente para ser domingo y es que había ganas por ver el explosivo directo de Stacei. Algunos teníamos mucha expectación por ver si tirarían por el rollo más country o por la vertiente más rockera, pero nada más empezar nuestras dudas se disiparon.

A las 21:15 saltaban al escenario Stacei y sus chicos y aquello reventó desde el principio, Rock and roll al estilo “Honky-tonk” americano con tintes de country y Blues-Rock.

Sin dar ni un segundo de tregua enlazaban Lost & found, I don’t care who knows, Tied to you o Don’t doubt me now, sin pausa ninguna entre ellas mientras la gente no paraba de bailar y tocar las palmas desde el primer segundo.

Los cuatro miembros del grupo arrancaron con una simpatía arrolladora, muy activos desde el principio, Stacie es un huracán y sus bailes, su frenética forma de tocar la armónica, su estupenda voz y su sensualidad nos encandiló desde el minuto uno. 

Cuando los miembros de un grupo disfrutan de lo lindo sobre un escenario, se contagia en el público irremediablemente y eso es lo que pasó en la sala Nana. Stacei es un huracán que no para de bailar, de dar patadas al aire, a veces casi rozando las caras de los que estábamos en primera fila, se tira de rodillas al suelo mientras toca sus armónicas, (perfectamente colocadas en una bandejita junto a la batería), vamos, que no para quieta ni un segundo.

La banda que la acompaña es otra bomba, compuesta por su marido, Al Collins, bajista de la banda y compositor, se mostró como un tío muy elegante y simpático, haciendo algunas florituras con el bajo muy vistosas, el guitarrista Jon Sudbury, aportando mucha personalidad con su forma de tocar, abarcando diversos estilos y haciendo buenos coros, y a la batería, el señor Ryan Mccormick, con un atuendo muy vaquero y mostrándose como otro torbellino, super simpático e imprimiendo muchísima fuerza al concierto con su forma de tocar, además se marcó un solo de batería cortito y de los más divertidos que he visto. 

Seguían cayendo temas desenfrenados uno tras otro, hasta llegar a un tema que me tocó mucho la fibra por dos motivos, el primero es porque me recuerda a un tema de mis favoritos de Bon Jovi y el segundo porque está dedicado al fallecido en 2011, Jani Lane, cantante del grupo de Hard Rock Warrant y uno de mis cantantes y compositores favoritos de siempre. Después, indagando he descubierto que Al Collins y Jani Lane fueron amigos y tocaban juntos en los comienzos de ambos y por eso este homenaje a su amigo.

A demás de todo lo acontecido hasta este momento, nos sorprendieron gratamente al comprobar que todos cantan estupendamente bien y lo demostraron cantando una versión cada músico, a cual mejor.

La complicidad entre los miembros del grupo y con el público fue total, Stacei miraba a su marido en multitud de ocasiones con cara de estar alucinando por la reacción del público, se les vio grabar con su propios móviles a varios de ellos durante el concierto para luego editar un video en sus redes sociales y es que en un sitio como la sala Nana a tope de gente se crea un ambiente de club inigualable, y así fueron desgranado temazo tras temazo hasta llegar al final del concierto con el tema Baby Sister. 

Jamás he visto allí a la gente gritar tanto y pedir tan insistentemente un bis como esa noche y sin marcharse del escenario terminaron el concierto haciendo una explosiva versión del “It’s a long way to the top” de AC/DC y uno de sus temas estrella, “Hey mister”. 

Tras el concierto pudimos comprobar la enorme cercanía de los cuatro músicos charlando con todo el mundo, haciéndose fotos y siendo super atentos con el personal, hasta la propia Stacei pidió selfies a parte del público para colgarlas en su página. 

Le hizo gracia cuando le dije que me dolían las manos de tanto aplaudir todo el rato y me dedico el vinilo que le compré, mostrándose super agradecida. 

Vamos, un auténtico lujo y un privilegio que solo pudimos disfrutar los afortunados que asistimos a este genial concierto. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.