Adam Bomb: Sala Nana (24/11/18)

Ya al entrar en la sala comprobamos cómo, de la manera que estaba engalanada, se creaba un ambiente setentero, vintage y muy glam. Posteriormente pudimos constatar tras el concierto que dicha escenografía era completamente coherente y estaba totalmente acorde con lo que musicalmente nos ofreció Adam Bomb esa noche. Una preciosa batería Ludwig iluminada en amarillo dominaba la parte posterior del escenario flanqueada por sendos amplificadores igualmente decorados con filas de luces blancas.Entre sus desgastadas guitarras (a alguna le faltaba todo el barniz por el uso) una transparente con mil lucecitas para deleite de los fotógrafos.Lo que no había era pedalera o efecto alguno, lo cual no fue óbice para que Adam, sobrado de clase y veteranía, sacase mil sonidos a sus talismanes de seis cuerdas.Ni siquiera el irreverente pie de micro ornamentado con una especie de fular de plumas rosas y blancas desentonaba con el atrezzo general. En definitiva, todo muy vintage y muy glam.

Esta esencia setentera/ochentera está más que justificada ya que es la época de la que vitalmente ha bebido Adam.Y es que está a punto de cumplirse 40 años desde que este extravagante guitarrista irrumpiera en el mundo de la música con una banda llamada Tyrant (cuyo cantante Geoff Tate acabaría formando Queensryche). Toda una vida dedicada al rock, llegando a tocar codo con codo con grandes como John Paul Jones (Led Zeppelin), Steve Stevens (Billy Idol) o Michael Monroe; o colaborando con leyendas del rock como Chuck Berry o Lemmy (Motorhead). Genuino y auténtico, Adam lleva al límite ese paradigma escatológico de estilo de vida del rockstar trasnochado (sexo, drogas y R´n´R) por lo que prometía ser una noche cuanto menos curiosa y anecdótica. De esas experiencias musicales que hay que vivir alguna vez en la vida.

Así lo entendió el fiel público de la sala Nana, la cual presentaba un aspecto envidiable cuando Adam, perfectamente secundado por el desgarbado bajista Ian Hawkins y el más joven y comedido Ralph Mitchell a la batería, atacó los célebres acordes del “Sgt Pepper´s Lonely Hearts Club Band” de los Beatles, con algún que otro problema inicial en su micro que fue rápidamente solucionado… y menos mal, porque las miradas que empezaba a echar el guitarrista al técnico de sonido pasaron de interrogantes a penetrantes y de ahí a mortales en cuestión de segundos.

Este titubeante inicio se convirtió en toda una explosión rock en forma de “fiesta Hendrix” con el medley “Fire, Foxy Lady, Manic Depression y Hey Joe” que desembocó en un alocado himno de los EE.UU, que ya tocaba habitualmente en directo el propio Jimi Hendrix. Fue un “Star Spangled Banner” tocado emulando al mago negro de la guitarra eléctrica con el instrumento apoyado en la espalda y posteriormente mordiendo las cuerdas y acariciándolas con la lengua, como ya hacía Jimi hace 50 años. Y es que la guitarra era la estrella de la noche, quedando en la ecualización muy por encima de bajo y batería (supongo que adrede).

No podían faltar en el show del de Seattle las bengalas acopladas al mastil de su guitarra y las llamaradas que escupían los platos de la batería gracias al líquido inflamable con el que Adam los rociaba para despues prenderles fuego, pirotecnia que nos hizo temer por la integridad del pladur del techo de la sala.

Primeros temas propios con “DWI on the Info Superhighway” y “Je t´aime Baby”, ambos de su “Get Animal II” del año 2000, para inmediatamente volver a dibujarnos una tremenda sonrisa en la cara con un esbozo del “Thunderstruck” de AC/DC y un “Eruption” de Eddie Van Halen que culminó  en la archiconocida canción de los Kinks (versión Van Halen) “You really got me” que se convirtió en uno de los momentos álgidos del bolo.

La pista de la sala era un constante bailoteo y la barra del bar un hervidero. El show incitaba a ambas cosas (bailar y beber) y consecuencia de ello vimos a un Adam Bomb muy cómodo y sonriente viendo cómo hacía disfrutar al numeroso público.

También se atrevió con el “New York, New York” de Frank Sinatra y homenajeó a su músico español preferido (el malogrado Antonio Flores) con una versión del “7 vidas” (tiene un gato) rebautizada para la ocasión como “7 lonchas” (tiene un gramo); y es que nada se le ponía por delante al extravagante guitarrista americano esta noche de noviembre en Ciudad Real (seguro que no sabe situar nuestra provincia en un mapa, dudo que supiera siquiera dónde se hallaban sus huesos esa noche; pero ni a él ni a nosotros nos importó en absoluto).

Si la primera parte del concierto la acaparó Hendrix, la segunda parte del mismo fue “territorio Led Zeppelin” con joyas inmortales como “Black Dog, Rock´n´Roll y “Whole lotta love”, interpretadas con un gusto exquisito y mucho feeling y, además, salvadas dignamente a la voz.

Así mismo, en la segunda parte del show, Adam le dio bastante protagonismo a los temas de su cosecha, que no rebajaron un ápice la intensidad del concierto. “I want my heavy metal” del ya lejano “Fatal Attraction” (1985) y “Rock like fuck” (corte que cerraba y daba título a su disco del 2005) se convirtieron en lo más contundente de la noche; hard rock cañero de muchos quilates que allanaba el camino para el apoteósico final,a modo de bis,con un tema de reciente factura editado el año pasado en formato single (“They only love you when you´re dead”) y ese perfecto colofón glam con el “R´n´R Suicide” del añorado David Bowie.

Ahí terminó el concierto musicalmente hablando de Adam Bomb, pero su show continuó durante horas mezclándose con todos los asistentes, compàrtiendo abrazos y bebidas en la barra y compartiendo sus “cigarros” ya en la calle, en el exterior de la sala. Todo un personaje que nos hizo vibrar en una noche inolvidable para cualquier amante del rock que se precie.

SETLIST ADAM BOMB

-Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band

-Fire

-Foxy Lady

-Hey Joe

-Easy rider

-Manic Depression

-Star Spangled Banner

-DWI on the Info Superhighway

-Siete Lonchas

-Eruption / You really got me

-New York, New York

-California man

-Helter Skelter

-I´m ready

-I want my heavy metal

-Rock like fuck

-Whole lotta love

-Black Dog

-Rock´n´Roll

-They only love you when you´re dead

-R´n´R Suicide.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.