Funkytime + Pedro Andrea: Sala Nana (22/12/18)

Magnífica velada la que vivimos en la Sala Nana esta noche, ya no solo por lo musical, también por el buen rollo que había entre el publico asistente.
Una sala a reventar de gente, público conocido afín a todos los eventos y amigos de la escuela de música moderna. Se respiraba un magnífico ambiente, no se si por lo musical que por supuesto así fue con ese buenísimo cartel, o porque la gente estaba deseosa de fiesta, buena música y buen rollo, todo el mundo estaba alegre y con muchas ganas de pasárselo en grande.
Eran cerca de las once de la noche cuando subía al escenario nuestra magnífica banda local, “Funkytime” con esa mezcolanza de funk, soul y rock que invita continuamente a no parar de bailar y pasárselo en grande; presentaban nuevos temas propios y nuevas versiones como “two Princess” de Spin Doctors, “Suck my kiss” de Red Hot Chili Peppers, “Billy Jean” y “Black or White” de Michael Jackson, con otras ya clásicas de su repertorio, como “Freak Power” con Raul y ese continuo wah, wah, de su guitarra que me encanta, y por supuesto esa grandísima voz de Mr. Soulman “Julio”, sin menospreciar ni mucho menos a los demás integrantes de esta buenísima banda. Iban cayendo tema tras tema y el ambiente que se podía vivir y sentir era “mejor imposible”, había muchas ganas de fiesta y de bailar.

Para esta noche y este último concierto del año en Nana, Jose, el máster de la sala, había programado un piscolabis: unas magnificas migas del pastor hechas por nuestro queridísimo y fiel seguidor de la Sala Nana, Jose Luis Abad; ¿quién iba a imaginar unas migas a medianoche?; tuvieron muy buena acogida y todo el público asistente tuvo el honor de degustarlas; este “kit kat”  sirvió para recuperar fuerzas y bajar el alcohol que iba perjudicando al personal, todo el mundo lo agradecimos mucho, también los músicos se sintieron atraídos por este manjar 😉
Pasado este paréntesis subía al escenario el galardonado guitarrista Pedro Andrea y su fantástica banda acompañante, con ese cachondo y enrollao frontman que sabe cómo conectar con el público en todo momento.
Hacía tiempo que no veía a un guitarrista con tanta destreza y buen hacer cara a cara.
Arrancaron el concierto con un tema propio y continuaron con una magnífica versión del “Sweet home Chicago” momento en el que invitaron a subir al escenario a Raul de Funky Time para deleitarnos con su buen hacer a la guitarra, muy aplaudido por el publico asistente.
Siguieron cayendo temas propios y versiones, siempre con un soberbio hacer  y versatilidad a la guitarra por parte de “Pedro Andrea” y una forma de tocar tan sublime que parecía fácil y sencillo, pero nada más lejos de la realidad, todo el mundo supo apreciar y disfrutar lo que tenía ante sus ojos, tanto público como músicos asistentes, que se lo estaban pasando en grande, no quitando ojo y tomando nota de lo que estaban viendo.
Tocaron magníficos temas propios y grandísimas versiones como “Too Tired” de Gary Moore, “The Thrill is gone” de B.B.King, y un largo etc. Llegaba el final de de la noche y el final del concierto con una versión del “Texas Strut”, tema muy conocido de Gary Moore de ese grandísimo disco como es “Still got the blues”, con el que entrelazaron otro excelente tema: “La Grange” de ZZTop, momento álgido y apoteósico de la noche y muy agradecido por el público asistente, parecía que todo llegaba a su fin y según ellos no tenían previsto nada más (no me lo creo jeje), se sacaron de la manga un “Rock this town” muy movidito con el que terminaron de arrancarnos la última sonrisa y las últimas fuerzas bailongas que nos quedaba todavía a la gente asistente, entregados a la música y la fiesta.
Es posible que hubiera algún momento de bajón en el concierto con algún tema más tranquilo y lento que bajaba un poco el pie del acelerador, pero en general fue una grandísima noche la que nos dejaron estos excelentes músicos a los que también se les vio disfrutar y pasárselo bien entremezclados con el público asistente.
Gracias a Jose Luis (de Nana), si no fuera por la apuesta que hace al traer grupos a veces no muy conocidos, por la música en directo, y por su buen hacer, jamas hubiéramos disfrutado de esos magníficos conciertos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.