Knights of Blood + King Company: Nana 08/05/2019

Era la segunda vez en poco mas de año y medio que King Company volvía a visitar España con una extensa gira de varias fechas, la cual también iba a hacer una nueva parada en nuestra pequeña pero a la vez grandísima sala Nana de Ciudad Real, de la que se llevaron un grato recuerdo en su anterior visita como comienzo de su primera gira y primer concierto en nuestro país, quedando totalmente sorprendidos con un público tan bueno y entregado.
Para los que todavía no los conozcan decirles que King Company (anteriormente llamados No Man’s Land) son un banda procedente de las frías tierras de Finlandia, formada por el Bateria Mirka Rantanen (Kotipelto, Thunderstone, Joe Lynn Turner, Warmen), al cual le surgió la idea de formar un grupo de hard rock melódico y heavy clásico y para el que recluta a grandes amigos con los que había trabajado anteriormente en otros proyectos, como el gran guitarrista Antti Wirman (Warmen, giras con Children of Bodom), el fabuloso teclista Jari Pailamo, (Kiuas, Lordi como ingeniero de sintetizador), el bajista Time Schleifer (Enfarce) y el fenomenal cantante Pasi Rantanen (Thunderstone).
Fichan por el sello italiano Frontiers Records (especializado en grupos de hard melódico y AOR) con el cual graban y editan su fantástico debut “One more for the road”, un buenísimo disco de potente hard rock melódico de corte clásico y sonido ochentero, con influencias de grandes bandas como Deep Purple, Rainbow, Whitesnake, Mr.Big, Europe y un largo etc, pero con un estilo y sello propio de alto octanaje y grandes quilates.


No tardarían en llegar los primeros problemas cuando en plena gira europea el cantante Pasi Rantanen pierde la voz con una grave infección en las cuerdas vocales, no sabiendo por cuánto tiempo estaría en esa situación y si podría volver a cantar, por lo que deciden buscar un nuevo cantante, encontrándolo en la persona del italo argentino Leonard F. Guillan, adaptándose rápida y perfectamente para continuar la gira por nuestro país. Después de su gran integración en el grupo, sería invitado a ser el nuevo vocalista y miembro permanente de la banda, con el que entrarían a grabar su segundo larga duración” Queen of hearts”, pasando Pasi Rantanen a ser el productor del disco. Pero al poco tiempo de salir a la venta y comenzar una nueva gira, los problemas surgirían de nuevo, ya que Leonard F. Guillan al vivir en Italia no estaría dispuesto a cambiar de residencia, ni a estar viajando constantemente a Finlandia para realizar ensayos y demás por lo que abandonaría la banda de mutuo acuerdo y agradecimiento. Otra vez vuelta a empezar y a la búsqueda de un nuevo cantante, siendo ésta vez el elegido llka Keskitalo residente en Laponia ,con el cuál venían a presentar su reciente y excelente disco ” Queen of hearts”, y a demostrar que es el mejor cantante que podían haber encontrado.

Se acercaban las 10 de la noche con una buena entrada en la sala, cuando la banda granadina Knights of Blood formada por Mireia Fontarrosa a la voz, Jose Ramón Vílchez y Javier Molina a las guitarras, Alejandro Sola al bajo y Kyle O’ Brien a la batería, comenzaban su descarga en una noche que prometía ser recordada, comenzando con “Falsa realidad”, que también abre y da nombre a su primer disco, una canción cañera y con mucha fuerza que ya nos decía por donde iban a ir los derroteros del concierto, “Un lugar” de su anterior EP en una onda similar, con una Mireia desenvolviéndose bien a la voz y unas guitarras bastante solventes.

Para “Algún día” volvían a darnos caña con un tema muy metálico de potentes riffs de guitarra y toques actuales, seguido de “Pobres bajo la piel”, un típico metal nacional muy lineal y algunos toques thrash, de fáciles estribillos y ejecución , continuando con “Defiende el metal” otro tema clásico de heavy metal español que recordamos haber oído anteriormente y nos trae a la cabeza otras tantas bandas del panorama nacional.

“Perdición” es otra canción rápida, potente y metalera, perfecta para el directo y que nos hacía mover la cabeza sin parar, con “Zombies” hacían una critica a todos aquellos que son adictos a los móviles y están enganchados a las redes sociales y para finalizar esta corta pero intensa descarga nos dejaban “Knights of blood”, con un heavy metal clásico de corte ochentero y excelentes guitarras.

Un concierto que no estuvo nada mal, muy superior y con mucho mejor sonido al que nos ofrecieron hace un tiempo en la sala krater de Puertollano como teloneros de Jorge Salán.

Knights of blood son un grupo de heavy metal típico español, con mucha denuncia social en sus letras, al que todavía le quedan cosas que mejorar y asperezas que limar en su día a día, pero que tarde o temprano y con esfuerzo llegarán a conseguir.

Era tan grande la expectación que se vivía por volver de nuevo a ver a king Company después del grandísimo concierto que dieron en su anterior visita, y el gran sabor de boca que nos dejaron, que el público estaba impaciente porque llegara el día y comenzara éste concierto.

Cuando eran alrededor de las 11 de la noche y con el aforo de la sala casi al completo, subían al escenario y arrancaban con el trepidante y rápido “Queen of hearts” que también abre su último disco, donde un tremendo Mirka Rantanen aporreaba su bateria como una auténtica bestia y Antti Wirman junto con Jari Pailamo nos dejaban con la boca abierta con sus solos de guitarra y teclados respectivamente, dando por hecho desde el principio, que viviríamos una noche de auténtico hard rock clásico. Desde el primer momento del concierto y para “Can’t let you get away” quedó claro que su nueva adquisición a la voz, llka Keskitalo era el mejor cantante que podían haber elegido, con un registro más grave y más variado que el anterior vocalista, Leonard F. Guillen, a mi parecer algo chillón y bastante más lineal en muchos aspectos.

En el extenso “One Heart” nos demostraban su maestría con unos cambios de ritmo algo más progresivos y toques arabescos donde los teclados de Jari Pailamo tomaban gran relevancia. Seguían con el adictivo de buenos estribillos “One day of your life” primer sencillo extraído de su segundo disco. Llegaba la hora de relajarnos un poco y nos deleitaban con el fenomenal “No man’s land”  un excelente y poderoso medio tiempo muy melódico con buenísimos coros que te atrapaba desde el principio y que perfectamente podía haber firmado el mismisimo David Coverdale. Volvían a pisar el acelerador con “Coming back to life” y la frenética bateria de Mirka Rantanen, un tema rápido de auténtico hard rock con reminiscencias e influencias Deep Purple/Rainbow que se dejaban ver en la forma de tocar los teclados de Jari Pailamo.

La gente se lo estaba pasando en grande, no paraba de moverse, cantar y corear, momento en el que cual se podía apreciar la perfecta sinergia y compenetración entre público y músicos,  muy sonrientes en todo momento. Continuaban con “King for tonight” de base instrumental difícil de superar y teclados omnipresentes, con un inconmensurable solo de guitarra por parte de Antti Wirman y el excitante y enérgico ” Livin in a hurricane” ambos de su último disco.

A estas alturas del concierto el ambiente que se respiraba era inmejorable y difícil de superar. Para “Berlin” dieron un un pequeño descanso a llka Keskitalo tomando las riendas de la voz y haciéndolo bastante bien el bajista Time Schleifer; empezó a sonar el “Bark at the moon” de Ozzy Osbourne, un excelente cover tocado a la perfección por el genial Antti Wirman como si del mismísimo Jake E. Lee se tratara y que me hizo volver rápidamente a estar entre el público asistente. Seguirían con “Never say goodbye” otro bonito medio tiempo, y en el cual el excelente teclista Jari Pailamo en un casi perfecto y decente español bromeando con los asistentes, nos presenta uno por uno, a todos los músicos integrantes de ésta grandísima banda.

Con “Farewell” sonarían mas potentes y contundentes, pero sin perder un ápice de melodía, siendo uno de los temas mas metálicos de la noche. Y llegaba la que para mi es una de las mejores canciones que han compuesto,  “Shining”, un soberbio y estratosférico medio tiempo a lo Whitesnake, que te deja sin habla y sin palabras, y donde Antti Wirman vuelve a dejar claro que no tiene nada que envidiar a otros grandes de la guitarra. “Cast away” sigue en la misma sintonía pero algo mas pausada, llegando a ser una bonita balada pero de una gran fuerza y poderío. Se acercaba el final del concierto, y de ésta gloriosa velada con “In wheels of no return”, un tema de hard heavy lleno de melodía pero con un toque más moderno que te podía recordar a bandas escandinavas actuales, como los magníficos Eclipse. Nos decían que si queríamos más, y por supuesto no lo dudamos, podríamos haber estado con ellos toda la noche sin cansarnos, pero por desgracia todo tiene que acabar, dejándonos como colofón final “Stars”, otro gran tema de hard melódico y AOR de grandes épicos estribillos, y con un Antti Wirman una vez más sobresaliente a la guitarra.

Una vez más King Company nos volvieron a regalar un fantástica noche y auténtico concierto de hard rock de excelente ejecución y sonido, tocado a la perfección por grandísimos músicos, y que a la vez, también quedaron entusiasmados con una sala al completo y totalmente entregada.
Fuera del escenario también demostraron ser grandes personas, tomándose copas, haciéndose fotos, y charlando con el público allí presente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.