Windmill en el Leyendas del Rock (6)

Avatar son una banda de Metal procedente de Suecia y formada en el año 2001, aunque llevan muchos años en la industria musical y hasta la fecha han sacado varios discos habiendo figurado en varias ocasiones a lo largo de los años en las listas de albumes más vendidos de su país de origen, fuera de sus fronteras todavía son una banda no muy conocida. No ha sido hasta estos últimos años cuando han empezado a darse a conocer internacionalmente girando continuamente y tocando en grandes festivales, habiendo sido nominados y galardonados por algunos medios especializados como banda revelación.

Su sonido es difícil de catalogar ya que abarca una amplia amalgama de estilos musicales que van desde el death metal, al heavy más tradicional y melódico, pasando por el metal industrial y la música más vanguardista, siendo influenciados por numerosos grupos de rock y metal.

Aunque el concierto de “Avatar” era a primera hora de la tarde, donde reinaba un calor infernal, era tal la  expectación y la curiosidad que se había creado por ver el directo y el espectáculo circense de los suecos (que poco a poco van subiendo como la espuma y van adquiriendo el status que se merecen gracias a sus grandes y demoledores conciertos anteriormente habían tocado en el Rock Fest realizando un grandísimo concierto), que consiguieron atraer una gran afluencia de público con un buen número de fieles seguidores, muchos de los cuales iban con los rostros pintados al igual que el malvado bufón de su cantante.

Con un llamativo telón de grandes colores vistosos con el logo del grupo, los de Gotemburgo salían a escena totalmente uniformados con trajes negros y arrancaban su descarga con las machaconas guitarras que anunciaban el comienzo del enérgico “Hail The Apocalyse”. Bajo ese contundente y frenético ritmo donde ya se dejaba entrever que no dejarían títere con cabeza con su metal extremo, hacía su aparición estelar y triunfante su líder y aterrador payaso Johannes Eckerstrom. Después de la gran ovación recibida enlazaban con la abrumadora “A Statue Of The King” de su último disco “Avatar Country” que hacía moverse a los presentes sin parar con esas demoledoras guitarras y voces agresivas, y sus continuos cambios de ritmo que no hacían más que confirmar la que se nos avecinaba encima.

El malvado payaso y sus continuas interlocuciones nos seguian adentrando en el fantástico y extraño mundo de parodia de “Avatar” con gemas como “Paint Me Red”, la pegadiza “Bloody Ángel” y el excelente himno “The Eagle Has Landed”, que se ha convertido en todo un clásico de la banda y una apuesta segura donde los más acérrimos cantaron sus estribillos hasta la saciedad.

Era de admirar el gran coraje de todos sus componentes por llevar esas vestimentas señoriales y poder soportar con gran valentía el enorme calor que estaba azotando en la tarde de Villena, en especial el de su frontman Johannes Eckerstrom que llevaba una enorme levita (la cuál cambio varias veces a lo largo del concierto) y que no paró de saltar y de moverse por todo el escenario sudando la gota gorda, habiendo un momento en el que con gran humor se puso a beber agua de una regadera para poder refrescarse y aplacar su sed.

Con “Get It Line” y la fiestera “Let It Burn” hacían que el personal siguiera saltando continuamente y sin descanso, y con la aplastante y de ritmos cambiantes “For The Swam” el público se aceleraba y quería más. Se iba acercando la recta final del concierto y nos dejaban la mas comercial y ecléctica hasta el momento “The King Welcomes You To Avatar Country”, con una mezcla entre auténtico country y hard rock, y unos seductores coros muy pegadizos de esos que enganchan a la primera y no puedes dejar de cantar, culminando ésta corta pero más que excelente descarga la metalera y fulminante “Smells Like A Freakshow”.

Con un cruce entre el “Shock Rock” y el “Freak Show”, Avatar consiguieron encandilar al público presente con su potente directo y genial espectaculo, sorprendiendo a propios y extraños con un magnífico concierto que no dejó indiferente a nadie.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.