Los diez de la década de: Luiskar

HEAT – Tearing down the walls (2014)

Tras tres discos anteriores geniales, este es el más Hard Rockero de ellos y está repleto de temas vibrantes. Es un grupo que debería de ser el relevo a los grupos clásicos de este genero, porque lo tienen todo, un cantante increíble, además de un frontman de lo mejor de la actualidad, unos grandes músicos,  composiciones impecables, melodía, muy buenas guitarras y encima en directo son un auténtico huracán.

 

Avantasia – Ghostlights (2016)

Dentro de la calidad a la que nos tiene acostumbrados el señor Sammet en todos sus discos, este me parece el mejor desde el The Scarecrow (2008). Un disco que tiene todo lo mejor del universo Avantasia, unas colaboraciones de lujo y unos temazos que solo pueden salir de la cabeza de un genio como Tobias Sammet, capaz, entre otras cosas, de transportarnos a diferentes pasajes de ensueño en un tema de 12 minutos y que encima se te haga corto. 

 

 

Volbeat – Bellond hell / above heaven (2010)

Podrían ser varios los discos de ellos elegidos por mi para estar entre los mejores de la década, porque me encantan los cuatro que han sacado en este tiempo, pero este ha sido el que me parece más equilibrado entre temas comerciales y más pesados. Mezclan algunos muy cañeros con cierto regusto a Metallica con otros en plan “retro” recordando a la música que se hacía en los 50/60. Son unos de los llamados a tomar el relevo de las grandes bandas de siempre, y la verdad es que no hay un grupo como ellos, además de que tienen a Michael Poulsen, que posee la voz más “peculiar” de la actualidad.

 

 

Los Zigarros – Los Zigarros (2013)

Cuando salió este, su primer disco, después de que los hermanos Tormo abandonaran “Los Perros del boogie», supusieron un soplo de aire fresco y muy necesario, ya que se echaba de menos que un grupo actual de Rock and Roll español que llenara el hueco y tomara el relevo de Tequila, o los M-Clan más rockeros, aunque en su música tienen muchas más influencias. Su siguiente disco “A todo que si” (2016) también lo he escuchado hasta la saciedad y me parece igual de bueno que este.

 

Bonafide – Ultimate rebel (2012): Discazo explosivo de estos suecos, donde desde el primer tema no podremos dejar de mover la cabeza. Influenciados claramente por AC/DC, pero mucho más variados y con la rockera voz de Pontus Snibb que en este disco se sale. Además tienen un directo digno de mención.

 

 

King Company – One for the road (2016): Disco sobresaliente de Hard Rock melódico hecho con clase y mucha elegancia. Músicos provenientes de grandes formaciones, que en este disco de debut se lucieron con 12 canciones sin desperdicio ninguno, aunando en sus temas diferentes estilos dentro dentro del genero y contando con una de las mejores voces que ha dado el Hard rock actual como es Pasi Rantanen

 

 

Thundermother – Thundermother (2018): Este, su tercer disco, y tras un cambio total de formación, siendo Filipa Nassil la única integrante de la formación original, ha supuesto el mejor disco y con el que más están consiguiendo. Están muy influenciadas por AC/DC, pero con el toque femenino de la portentosa voz de Gernica Mancini, que las hace diferentes. Su directo es todo un espectáculo y ver a Filipa con esos arranques a lo Angus Young no tiene desperdicio ninguno.

 

 

Jolly Joker – Sex, booze & tattoos (2012): Grupo valenciano de Sleazy/Hard Rock de corte “angelino”. Influenciados por grupos como Motley Crue, Skid Row, Poison, etc. Con tres explosivos álbumes a cual mejor. Su cantante Lazy Lane tiene un registro que por momentos recuerda al gran Sebastian Bach, sobre todo en el último “never say forever” (2019). Además, como corresponde a un grupo de estas características, su directo es brutal.

 

 

Slash – Apocalyptic love (2012): Todos sabemos que Slash es un experto en crear riffs y solos de los que se te clavan en la cabeza de por vida, y es que solo por el tema Anastacia y su alucinante riff, ya se merece estar entre los mejores discos de la década, pero es que tiene mucho más, la voz de Myles Kennedy y unos temazos brutales, que muchas veces rememoran la rabia que desprendían los primeros Guns n’ Roses.

 

 

Paco Ventura – Madre Tierra (2019)

También podría haber elegido su disco Black Moon (2015), pero es que nunca un disco de guitarra totalmente instrumental me ha gustado tanto como este. Se escucha “del tirón”, sin aburrir ni lo más mínimo, además posee todo lo que ha caracterizado a Paco Ventura durante toda su carrera. Melodías inspiradísimas y virtuosismo en las dosis correctas. Además tiene colaboraciones internacionales y nacionales de altos vuelos y temas impecables que tarareas sin darte cuenta día tras día.

2 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.